Buzón
Typography

Carta abierta a la Opinión Pública estatal, nacional e internacional; al pueblo de Oaxaca en general.

Los acontecimientos suscitados en estos últimos días entre el gobierno del estado y los sindicatos (de la educación, de transportistas, de la universidad autónoma, de salud y en últimas fechas con los trabajadores de los tres poderes del estado, entre otros) debe de llamar tremendamente la atención, dada la falta de capacidad en el trato que el patrón-gobierno del estado, representado por sus distintas dependencias y secretarios de despacho, han desplegado contra los diversos grupos de trabajadores aniquilando su libertad sindical. 

Las acciones saltan a la vista y no necesitan de mayor prueba, aunque los servidores públicos involucrados así lo nieguen, caso la Secretaría de Administración, y son estos actos los sancionados que se denuncian públicamente para que el pueblo de Oaxaca y la opinión pública nacional e internacional los conozcan y lleguen hasta el Comité de Libertad Sindical del Consejo de Administración de la OIT para que sepan del autoritarismo desplegado por patrón-gobierno y estos personajes. 

Con el ánimo de controlar la vida interna sindical han despedido masivamente a los trabajadores como el caso del Secretario Díaz Pimentel y el sindicato de salud, ahora también el patrón-gobierno a partir de las cero horas del primero de febrero de dos mil dieciocho configura la suspensión administrativa del Sindicato de Trabajadores de los Poderes del Estado e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal del Estado de Oaxaca (STPEIDCEO) a través de la NO TOMA DE NOTA expedida por su Junta de Arbitraje para los Empleados al Servicio de los Poderes del Estado de Oaxaca, actuando por instrucciones del Secretario de Administración. 

Los actos lo señalan, ya que la disponibilidad del Auditorio Guelaguetza, el despliegue de elementos de la PABIC, la facilidad en el uso de equipo de sonido y demás servicios que el día de hoy se pusieron a disposición del “Comité Sindical” llama la atención, ya que al no ser una cosa ordinaria que cualquier organización acceda de la noche a la mañana a estas facilidades, denota el interés desmedido. 

Aunado a ello, se perfilan nuevas instrucciones del patrón-gobierno para resolver a modo, y con su obvia injerencia a sus intereses, la elección de la representatividad sindical, olvidándose que en su junta existe desde diciembre del año pasado la materialización de la voluntad sindical, emanada de conformidad con sus estatutos y Reglamentos internos. 

Con ello el PATRÓN-GOBIERNO aniquila el derecho de sindicación de sus propios trabajadores, y de paso controla y anula el derecho a mejoras salariales y demás prestaciones que en unos cuantos días deben de revisarse conjuntamente entre patrón-gobierno y base trabajadora, y que seguramente irán destinadas a las campañas políticas de este año electoral, pero que al no 

reconocer a la dirigencia electa no hay representatividad que defienda ya esos derechos. 

Al patrón-gobierno no debe hacérsele ajeno la aplicación y observancia de las decisiones y principios del Comité de Libertad Sindical del Consejo de Administración de la OIT, que señala:  

El hecho de que las autoridades intervengan durante el proceso electoral de un sindicato expresando su opinión sobre los candidatos y las consecuencias de la elección afecta gravemente el principio de que las organizaciones sindicales tienen el derecho de elegir a sus representantes en plena libertad. 

Y el Convenio 87, que rezan: Artículo 4 .- Las organizaciones de trabajadores … no están sujetas a disolución o suspensión por vía administrativa. 

LIBERTAD SINDICAL 

C. c. p. El Comité de Libertad Sindical del Consejo de Administración de la OIT. 

C. c. p. Los medios masivos de comunicación, estatales, nacionales e internacionales. 

contador de visitas